Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/grupotor/public_html/esp/wp-includes/plugin.php on line 579

  • RSS
  • E-Mail
  • Youtube
  • Linkedin

¿Qué se debe hacer para lograrlo?

Sólo habrá inversión en tanto y en cuanto existan proyectos de inversión, he allí el agujero negro de la República Argentina. Los “Proyectos de Estado”, por su complejidad operativa, (Infraestructura y Equipamiento Urbano), debieran ser liderados por una “Agencia de Desarrollo Nacional” (ADN), inexistente a nivel nacional, cuyos antecedentes mundiales lo dan países industrializados como el Japón, con la JAICA y/o JETRO, o en nuestra región, con la CORFO chilena, o en Asia, con la República Popular China, mediante su flamante Agencia de Negocios, habiendo sido creados estos organismos en el contexto de crisis terminales. En homenaje a nuestro Bicentenario, para ser pragmáticos y coherentes con nuestra estructura de pensamiento, proponemos el desarrollo del proyecto, construcción, equipamiento, operación y financiamiento de emprendimientos fundacionales tales como, la “Estación Central Buenos Aires”, (ECBA), Autopista bajo diques, (Infraestructura), y el “Buenos Aires Forum 2010”, (BAF 2010), (Equipamiento), totalizando ello una inversión de dos mil millones de dólares y cien mil puestos de trabajo; identificando así una primera obra pública nacional con endeudamiento privado internacional, sin requerir aportes, avales, subsidios, ni garantías por parte del Estado.

IMPLANTACIÓN, DISEÑO CONCEPTUAL Y DE CONTENIDOS.

La intervención urbana BAF 2010 se encuentra localizada cinco kilómetros río adentro del denominado Río de la Plata, entre los canales de navegación Emilio Mitre y Norte, implantado a una profundidad de dos metros de agua, cuyo sistema de transporte multimodal se genera a través de un viaducto subfluvial de carácter ferro-vial, integrándose al casco urbano de Buenos Aires en el punto de encuentro geográfico del Aeropuerto de cabotaje de Buenos Aires y el Puerto de Cargas de la misma.

Sus accesos ferro-viales se encuentran debidamente garantizados desde el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, pasando por la Estación Constitución, por el desarrollo ECBA, bajo diques hasta la Estación Retiro, y desde allí hasta el Aeroparque Metropolitano a través del Ferrocarril General Roca y la Línea San Martín del Ex Ferrocarril Metropolitano, que atraviesa la ciudad de Buenos Aires hasta la próspera y expansiva Ciudad de Pilar.

El nuevo conjunto urbano pretende convertirse en un polo de atracción internacional, ya que se plantea en un espacio contenedor de seis plataformas cuadradas separadas entre sí, apoyadas mediante pilotes en el subsuelo del Río de la Plata, permitiendo ello el libre flujo de la corriente fluvial, evitando así generar obstáculos medioambientales inaceptables. Dichas plataformas, de más de 55 hectáreas cada una, sumadas a una única plataforma hexagonal central de 66 hectáreas, totalizan una superficie de 400 hectáreas, en las que se implantará el conjunto urbanístico y el Puerto de Cruceros.

El “Diseño de Contenidos” se encuentra sustentado en la convocatoria de los seis continentes existentes, incluido el continente antártico, localizados en cada una de las plataformas fluviales, emulando las plataformas petroleras marinas, cuya complejidad, desde luego es infinitamente inferior, ya que se elevan unos ocho metros sobre la superficie riverplatense, dejando espacio para el estacionamiento masivo vehicular, que sucederá por debajo de dichas plataformas, generando por sobre ellas, grandes espacios peatonales forestados en todo su territorio, una nueva ciudad veneciana del siglo XXI.

En un primer momento se inaugurará el evento de convocatoria internacional, se habilitarán espacios de hotelería, vivienda, oficinas, comercio, exposiciones, como todo otro servicio cultural y comunicacional existente, como así también, se proveerá al conjunto de un parque eólico de 300 megavatios, de almacenamiento, traslado y distribución de reservas de hidrógeno y, finalmente un edificio en altura integrado por 400 paneles de energía solar, otorgándole al conjunto urbanístico la exclusividad global respecto de su concepción energética, absolutamente renovable y autosustentable.

Asimismo, la revolucionaria innovación de su sistema de comercialización implicará un cambio de escala paradigmático en la economía regional y global, mediante la aplicación de herramientas existentes en la estructura jurídico-financiera a nivel nacional, permitiendo ello posicionar este producto en el mercado internacional, comercializando el mismo a valores muy inferiores a dicho mercado, generando ello la primera exportación de bienes raíces argentinos colocados en el mercado asiático, europeo y americano, instalando así el concepto de “Proyectos de Estado” con riesgo privado.

Finalmente, se construirá en el hexágono central un emblemático edificio de 999 metros de altura, convirtiéndolo así, después de la Burj Dubai, de 700 de altura, en el año 2009, en el edificio más alto del mundo al 2010, el que contendrá 200 niveles de altura y una superficie de 850.000 metros cuadrados cubiertos, inteligentemente equipado.